la mafia no descansa

Poemas de Jorge Fernando Chávez para el 3°Festival de Poesía de Barranco

Jorge Fernando Chávez participará el jueves 09 de noviembre en el Dragón de Barranco a partir de las 7:30pm

Publicado: 2017-10-23


Jorge Fernando Chávez; es economista, consultor, escritor, docente y conferencista, presidente de la consultora MAXIMIXE. Candidato al Ph.D. en Economía por la University of Oxford, Master en Política Económica y Planeamiento por el Institute of Social Studies de La Haya y siete diplomas de postgrado en prestigiosas universidades de Colombia, Chile, Perú, Holanda y USA. Entre otros cargos, fue presidente del Banco Central de Reserva. Es profesor honorario de varias universidades. Desde niño aficionado a la poesía, la narrativa y la música. Autor de tres poemarios inéditos: Intempestiva, En el Nombre del Padre y del Hijo, y Madrigales a la Diosa Alilat.

Jorge participará en la tercera edición del Festival de Poesía de Barranco que se dará del 07 al 09 de noviembre de 2017 en los principales bares culturales del distrito. Leerá el jueves 09 de noviembre en el Dragón de Barranco. Los recitales comenzaran a partir de las 7:30pm hora exacta. Les recomendamos agendar los eventos para no perderse ninguna fecha.  

Enlace del evento en facebook del 3°Festival de Poesía de Barranco

Plectro Editores



DIVINA COMEDIA

Vivo en un embudo cómico

Todo yace aquí boca abajo

Desde la mecha marchita

Hasta el aire vivificante que huele a moho


Nada es sagrado dentro de esta grieta horadada por las aguas del Leteo 

Excepto el as de corazones salvajes

Atestado de luciérnagas

En el apolíneo cuerpo a cuerpo

El as de los tigrillos ojos

Irradiando de fuego insondable

El beso postrero bombardeado

Ya sin rostros en el espacio traslapado

De nosotros 

De fuimos de hubiéramos

La sagrada familia huyendo

De sí misma por el mármol negro

En complicidad de imanes

Como en película de Humphrey


Yo que no sabía nada del amor intenso

Y que atesoré como máxima felicidad

Un puñado de caramelos de perita

En la memoria

He visto esos ojos de bengala llover a cántaros

Caerse de rodillas los codos ajetreados

El panal de hormonas patinando

Por la lengua 

Y china tinta en el papiro

De la garganta que baja

A las cataratas de Murchison


Un respiro camino a casa ajena

De una manada de elefantes

Musulmanes y cristianos nómadas

Al llegar una botella vacía

Y que te lama nadie con la lupa

Desnudando una Julieta

En mis orillas fangosas

Y mi multitud de islitas


Al noveno círculo germina un llanto de Luzbel a carcajadas

Será quizás la proeza incrédula

De no crecer ya más

Mis orquídeas en tu frente

Al fin de cuentas mi noema

Sublime soplo hasta la médula


Árida sábana el no tenerte

El no siquiera conocerte ni saber si existes

En la vegetación incierta de las riberas

O si pintas de catarata en catarata

El verde de azul indio y corrillo

Muy dentro de tu ombligo


Estás aquí enjaulado en bufo embudo

Con un rugir que ya nadie escucha 

Tu enemigo lleva puesta tu corona

Y tú sonriéndole

Sombra hercúlea diminuta

Sonrisa de gloria torpe

Y cero ritmo de lucha


Tal vez el blanco de tu paz postiza

Sea mi lid dorada en este lodo

Por ello bajo la mesa caverna de mi cabeza

Despunta un istmo de lisa curvatura

Sobre el que una cebada flamea

Ilesa fuente de inundación

En abundante y perfumado oro

Bañado en proverbial cerveza



ANTÍGONA

¡Oh Antígona!

Luna negra de los muertos del alba nueva

Que en cimas de sollozos anuncias

Aves de rapiña devorando la sombra de Polinice

Alabado sea el fraterno sosiego de tus manos

Hijas de abuelas navegantes

Como barcos destrozados

Con su luto clavado en las estrellas

Colgantes de los árboles batidos

Por vientos de los montes umbríos


¡Oh Antígona!

Constelada cabellera de los muertos del alba nueva

Venid a sepultar a la humanidad muerta

Que cojea hoy y tensa el arco de su cadáver invisible

Bajo el polvo fino de la dispersa historia


Destruido está el día

Tras tu huella fabulosa en el corazón del amor

Sólo humeantes torsos bajo el cielo han quedado

Y abrasados tus aceros en los versos de Eilson

Para embrutecer el flagelo a los mortales que osan infringir los edictos reales

Del amo que habla por los dioses


¡Oh Antígona!

He detenido un sueño en el horizonte fértil de tus rabinas manos

Y se me ha metido un siglo al ojo jónico

Trenzados arcoiris

Entre dóricas islas de paz

Arropadas en hojas de plátano

Para adorarte


Y yo escribiendo como si todo pasara

Mirándome en tu piedad

Insepulta en el espejo

Pasto a la voracidad de la sangre

Nadie para esta falange de nube

Abigarrada en tus remotos dedos



Escrito por

PLECTRO Editores

PLECTRO EDITORES es una Editorial Independiente y una Plataforma de Comunicación Intelectual, Poética y Artística.


Publicado en

PLECTRO EDITORES

PLECTRO EDITORES es una plataforma de comunicación intelectual, poética y artística. promotora de la cultura y el conocimiento.