Redacción: Mario Bendezú Velarde

Actualmente miles de jóvenes se suman a una actitud desprendida de la religión católica cristiana, o han preferido cambiar de religión a alguna que les proporcione mayor paz, menos lamento, sacrificio, culpa y señalamiento.

Es una moda acaso ir en contra de la religión católica cristiana, o es el acercamiento a ciertos conocimientos el que permiten darnos cuenta de que hay un doble discurso moral encerrado, y una incoherencia cultural que refleja cada vez más los tónicos depresivos del culto y sacrificio cristiano, donde la compasión; la humildad; el no juzgar; la pobreza; la esperanza; la culpa; el pecado, hacen un caldo de cultivo para un futuro individuo deprimido. 

El presente articulo no afirma la existencia o inexistencia de alguna divinidad (la figura e Jesús), si no más bien expresa la inversión moral que las instituciones a lo largo de la historia han desarrollado en torno a su imagen. 

PORQUÉ HA TENIDO TANTO ÉXITO ESTA RELIGIóN


Un punto importante y el primero que se debe tener en cuenta, es el análisis histórico en la observación de la religión cristiana, la cual no pertenece ni al pueblo europeo ni al pueblo americano.

Todo pueblo representa a sus dioses en relación con su cultura en un contexto coherente. El cristianismo es la extensión del judaísmo, una de las tres religiones Abrahamicas. El  cristianismo tienes sus raíces culturales en oriente, no en Europa ni en América.

La respuesta al éxito no es muy complicada, la construcción de la religión cristiana está diseñada con mecanismos psicológicos sofisticados y ocultos, los cuales sujetan al sujeto en el sentido de una moral inversa o antinatural, (debemos tener en cuenta que el sacerdote ascético es la especie de pensador antiguo más hábil y de todos el más grande psicólogo).

La construcción cristiana tiene un mecanismo que induce al individuo ha esclavizarse a sí mismo, es él quien se desarticula. La religión cristiana ahorra muchísimo trabajo al amo, monarca, emperador, presidente, etc. 

Esta religión tiene como eje principal el sacrificio, es decir, el daño hacia uno mismo, el sacrificio se encuentra en todos los componentes de su construcción, inclusive en el amor, el cual es un amor sacrificado y sufrido, un amor de características obsesas. El Sacrificio es la destrucción de uno, es el suicidio lento, es la base de la depresión.


IMPERIO ROMANO Y CRISTIANISMO


El conocimiento que se tiene de la caída del Imperio Romano, varía entre el mal manejo económico, la alta corrupción, las múltiples guerras, las invasiones bárbaras, y el cristianismo. Todas las anteriores, a excepción de la última causa, son sucesos recurrentes para explicar la extinción de diferentes imperios. 

El cristianismo en este caso es un fenómeno muy singular, ya que esta religión le otorgó un Dios al pueblo esclavo y por ende un espíritu, y con él algunos derechos. 

El cristianismo no fue la causa de su caída, como plantean diversos historiadores y pensadores, quienes afirman que la inversión de valores, de impositivos a sacrificados, debilitó el carácter de la jerarquía romana. Sin embargo esto no fue así, ya que la jerarquía romana nunca asumió la ideología cristiana del sacrificio, únicamente la utilizó a su favor.

El cristianismo fue más bien, motivo de su expansión y transformación en lo que conocemos hoy como la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana. De esta manera Roma llegó hasta los últimos rincones de los pueblos bárbaros, que paradójicamente los invadían.

Roma instauró y diseñó mediante esta religión, la ideología del sacrificio, harto útil para controlar a las masas y prevenir protestas y revoluciones. El cristianismo permitió vencer, gobernar y esclavizar a sus invasores (para aceptar la esclavitud, primero hay que ser sacrificado, sacrificarse).

Así el antiguo imperio Romano se transformó, y se expandió aún más, gobernando a los pueblos más fieros por medio de sus "almas", y manteniendo la misma jerarquía esclavista que lo caracterizaba.


¿POR QUÉ LAS RELIGIONES CONSTRUYEN PERSONAS INFELICES?


La religión construye personas infelices, justamente porque la felicidad depende en grado sumo de la libertad. Libertad en el pensamiento, expresión, afecto, comportamiento, etc. La religión controla todos los comportamientos humanos naturales, tales como pensamiento, critica, relaciones sentimentales y amorosas, auto defensa, relaciones reproductivas, entre otras, reprimiéndolos y etiquetándolos como malos y negativos, cuando lo real es que la felicidad depende de la experimentación de éstas libertades. 

La represión lo único que puede causar es una persona compungida, la cual tiene que adoptar una posición drástica y amarga diariamente para dar contra a las sensaciones naturales que su propio cuerpo experimenta. 

La persona reprimida religiosa, es un ser perturbado debido a que asume por fe, que las sensaciones de libertad que experimenta diariamente su cuerpo y su psiquis, son causadas por "tentaciones" como lo cita su credo religioso. No reparara un instante en que son acciones instintivas, que todo ser vivo tiene y experimenta, tanto para la supervivencia como para la reproducción de la especie.    

LOS SIGUIENTES SON ALGUNOS DE LOS PRINCIPALES TÓNICOS QUE UTILIZA EL CRISTIANISMO PARA LA DESARTICULACIÓN DEL INDIVIDUO


La Compasión:

Ésta es un tónico depresivo debido a que la compasión o el sentir tristeza por un tercero no solucionan en absoluto el mal de éste, y por consiguiente debilita también al compasivo. Es decir que conectamos con la tristeza del otro, para que al final existan dos deprimidos y así sucesivamente se contagie la enfermedad de la pena. La acción optimista y la amputación de la lastima con una descarga de energía es la conducta adecuada para el enfermo. 

La Humildad:

Este punto también se ha transformado en una virtud y no es otra cosa que acatamiento, mansedumbre, aceptación, obediencia, etc. Comportamientos necesarios que debe poseer un esclavo, un ser servicial. 

La Esperanza:

La esperanza también es conceptuada como virtud, sin embargo no reparamos que la esperanza nos invita a no actuar, es un tónico paralizador, el cual proyecta su alcance hacia la inmovilidad y la idea de que las cosas mejoraran en un futuro, es decir, da la idea de controlar el futuro sin acción alguna, cuando la realidad es que el futuro, es consecuencia de las acciones del presente. Este detalle de la esperanza se refleja en la caja de Pandora de los griegos, cuando fue abierta, todos los males salieron y la esperanza quedó en el fondo de la caja, como el mal último. 

El No Juzgar:

No juzgues es sinónimo de no opines, no critiques, nadie tiene derecho a juzgar, es decir, nadie puede ejercer la crítica, nadie puede dar opinión. Es un acto que te seduce a no expresarte y consensuar. Te manda a callar.

La Pobreza:

La pobreza está señalada en el cristianismo como la heredera del reino, el pobre es elegido por dios. "Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el reino de dios" Lucas 6:17 20-26.  El pobre, la masa, el esclavo. Esta promesa es  un consuelo para seguir y continuar en la pobreza, la recompensa por ser pobre es la eternidad, vale la pena ser pobre. Tamaña barbaridad. 

La Culpa:

Es lo mismo que decirse: yo soy malo, yo soy negativo, yo debo ser castigado, yo debo sufrir porque soy culpable, “por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa” éste es el rezo que sigue vigente y que ha programado a los individuos a aceptar la culpa de la desgracia, y todo lo malo que le ocurra será aceptado porque el individuo "tiene la culpa". La culpa es el alimentador del sufrimiento, el cual es la prolongación del dolor de forma imaginaria, ya sea en la construcción de recuerdos o de pensamientos futuros.  

El Pecado y La Confesión:

El pecado es la invención más astuta del sacerdote, por medio de éste canaliza la acción salvadora mediante la confesión. Inventa así el pecado y lo redime. Los pecados tienen niveles y está en la voluntad del sacerdote liberarte de estos. Es por medio del pecado que el sacerdote sujeta a los sujetos.

Ya que todos los comportamientos naturales e instintivos (reproducción, defensa, alimentación, imaginación, etc.) del individuo están reprimidos, es sumamente fácil que aflore el concepto de pecado con facilidad, y es ahí donde el sacerdote utiliza su mecanismo para someter.

La confesión es el acto de entregar al que escucha la voluntad de alivio, cura, perdón, etc. Es decir que entregas tu poder al sacerdote. Mediante la confesión el sacerdote tiene poder sobre el cristiano, el sacerdote lo cura, sana y libera de la pena y la condena eterna por su falta. Limpia la conciencia del individuo, y lo puede hacer una y otra vez. El sacerdote puede acoger a un asesino o violador y no entregarlo a la justicia, escuchar su confesión y liberarlo de la pena por un rezo y un compromiso de congregación.

Actúa así el sacerdote según las escrituras en la que “dios perdona todo siempre y cuando haya arrepentimiento”, y la canalización del arrepentimiento es mediante la confesión al sacerdote. 

El Sufrimiento:

Éste es también uno de los más representativos del cristianismo, “dichoso el que sufre por mi causa porque heredara el reino”. Claramente invita a sufrir, nos dice que sufrir tiene como merecimiento el amor de dios, y la vida eterna. El sacerdote sabe bien que el sufrimiento es el tónico depresivo que desarma al individuo. Un individuo deprimido ya ha perdido, no puede luchar. El sufrimiento es alimentado principalmente por la culpa y la compasión, y estos convergen en el sacrificio. 

El Sacrificio:

El sacerdote pone de ejemplo el sacrificio de Jesús mediante la decisión que tomó al no huir y entregarse, es decir: no salvar su vida. Nos invita a sacrificarnos, suicidarnos, aniquilarnos, etc. El sacrificio es un acto antinatural, no hemos nacido para suicidarnos, no hemos nacido para sacrificarnos.

El sacrificio es contrario al instinto de supervivencia. Es la forma más astuta de dominio, en la que nosotros mismos nos dañamos. Una persona sacrificada no es feliz, puesto que ha decidido morir en vida con la idea de un pago metafísico a futuro.   

El Amor Cristiano:

La distorsión de amor cristiano es la forma de percibir y dar amor de forma sufrida, en donde todo se acepta y todo se perdona, un amor obsesivo, flagelante y enfermizo. Un amor que todo lo puede y que sabemos bien es obseso. “Si te pegan en una mejilla, entrega la otra” “Si te hacen pleito por la camisa, entrega también la túnica”. Definitivamente una concepción que te programa para dar lo que es tuyo, para pagar  muchos tributos y para admirar a quienes lo hacen. 

La Fe:

El acto de la fe no es otra cosa que el antónimo de la duda, la religión se ha apropiado de la certeza, denominándola fe y ha canalizado esta hacia su dios. La fe es un acto irracional, contrario a todo mecanismo de razonamiento, los cuales están sustentados en los sentidos de percepción y la comprobación. El acto de fe no realiza ninguno de éstos, simplemente cree por “imaginación”. Es un acto comparable al razonamiento infantil (es por ésto que se enseña la religión desde la infancia).

La fe hace ver que la voluntad de dios tiene poder, cuando realmente la voluntad ha sido la del individuo mismo,  que con convicción ha conseguido su propósito. Es un efecto placebo ya que se puede prescindir del símbolo hacia el que se deposita la certeza (fe) y de igual modo conseguir el propósito, teniendo certeza y perseverancia en uno mismo. 

CONCLUSIÓN:


El estereotipo de Jesús es presentado por la religión católica cristiana como pobre; de pueblo esclavo; perseguido; acusado y maltratado; al que injustamente lo condenan, son justamente las características de todo pueblo.

Era obvio que esta tragedia iba a tener éxito y el pueblo se identificaría rápidamente con ella. Astucia del sacerdote ascético al crear un dios para sus esclavos, con características idénticas.  Astucia del Imperio Romano al incluirla como religión oficial, y de esta manera unificar  Europa y doblegar a las tribus bárbaras que la invadían, y posteriormente primera arma para la conquista de América.

Tanto el  nativo europeo como el nativo americano, han sido sometidos y esclavizados por el cristianismo. El cristianismo es sin duda un sistema esclavista que ha invertido la moral, colocando como virtud, actitudes y comportamientos que debilitan al ser humano y van en contra de su naturaleza.

El éxito que ha tenido en el mundo, es porque sin duda es la mejor herramienta constructora de esclavos jamás inventada y por ello todos los gobiernos la conservan, la utilizan, la defienden y la liberan de impuestos.

NOTA:


Debe tenerse en cuenta que los sistemas de pensamiento bajo los cuales están construidos los trastornos mentales, son muy similares a la construcción religiosa, y producto en muchos casos estos trastornos de la última.

El tener pérdida del contacto con la realidad al asumir como realidad un mito es la religión, y esta actitud es reivindicada por los poderes políticos, es decir que es institucionalizada. Sin embargo para la ciencia responsable esto conlleva a un problema de salud pública.

La ciencia, la postura filosófica y psicológica discrepan de la idea de realidad que la religión impone. 

Freud señaló esto indicando,  que si bien la religión puede aliviar de algún modo la neurosis (si es que no la crea), es porque mantiene a las personas en delirio. En este sentido es únicamente un intercambio de desorden mental, no una cura.   


Richard Dawkins Respecto del Tema Religioso y su Peligro en Nuestra Sociedad